Marta Lagos: La irrelevancia de la nueva época.

Columna de Marta Lagos, fundadora de Latinobarómetro.

Nadie la ha declarado ni anunciado, pero que duda cabe que entramos a una “nueva época” en la medida que caminamos hacia la pospandemia. Hay cosas que cambiaron para siempre, y otras que desaparecieron, así como cosas nuevas que se han apoderado de los nuevos tiempos.

La pregunta es ¿cómo cambiarán las cosas para la minería en esta nueva época?

Con trece mediciones anuales desde 2007, el Minerobarómetro ha medido el pulso de la opinión pública sobre la minería. La base de datos más extensa sobre lo que piensan los chilenos de su minería.

Lo más importante que podemos observar en estos datos es el escaso cambio, la lenta evolución de los indicadores. Básicamente lo que los chilenos pensaban antes de la pandemia, sobre la minería, es muy similar a lo que pensaban en 2007. En otras palabras, no habría por donde empezar a suponer que la opinión pública hacia la minería podría producir una “nueva época”. Más bien habría que decir que, es más probable que observemos estabilidad y no cambio.

La Minería es la industria más importante, por lejos, según los chilenos. Se cree que ella contribuye al desarrollo del país, de la región y de la comuna. El cobre es el sueldo de Chile, sin cobre seríamos pobres, dicen los chilenos. La Minería es indispensable para nuestro futuro.

Con todo aquello la minería no obtiene menciones en la prensa, los medios, sino una proporción infinitamente pequeña respecto de la importancia que le asignan los chilenos.

La incongruencia entre su posición en la agenda informativa y su importancia para el desarrollo lo deja a uno perplejo. Tenemos una Revista del Campo en un diario, pero no tenemos una revista de Minería. ¿El campo es parte del PIB? ¿Y la minería?

Ni la pandemia, ni el estallido social, ni la recesión económica parece que pueden cambiar esta posición incongruente de la importancia de la minería para Chile, tan importante y tan irrelevante a la vez. 

 





Relacionados