Alza del cobre: ¿en qué beneficia a las y los chilenos?

Durante las últimas semanas la atención se ha centrado en el alza del precio del cobre, noticia que además de la alegría de algunos, ha desencadenado una serie de reacciones y discusiones en torno a la posibilidad de aumentar el royalty minero. Para analizar este escenario, conversamos con Juan Carlos Guajardo, Director Ejecutivo de Plusmining.

El cobre, metal que ha posicionado a Chile como líder mundial en producción y exportación minera, hoy se encuentra cotizado en US $397,710 según la Bolsa de Metales de Londres (LME), el mercado de materias primas -commodities- más importante a nivel mundial. Las cifras que se han visto hace semanas, no se veían desde septiembre de 2011, y si consideramos que venimos saliendo de un año marcado por una de las mayores crisis sanitarias y económicas en la historia del país, esta “buena” noticia, parece ser más bien “extraordinaria”. 

Sin embargo, para quienes no están directa o indirectamente relacionados con la industria minera, estos número no significan mucho y por más que se diga que esto permite dinamizar la economía y aumentar la contribución que realiza el sector al financiamiento fiscal, en lo concreto y cotidiano, tendemos a pensar que nada cambia. Y razones hay de sobra para pensar esto, pero aún así, es importante mencionar que sí, hay cambios relevantes que se producen gracias a estos valores, pero que no los asociamos pese a su estrecha relación. 

Por ejemplo, en períodos de crisis como el que se vive hoy, producto de la pandemia por Covid-19, contamos con un respaldo monetario que nos permitiría salir en ayuda de las personas más afectadas.

Tal como explica Juan Carlos Guajardo, Director Ejecutivo de Plusmining, «gracias al cobre y al sistema que tiene el país, se puede ahorrar dinero en los períodos de precios altos, para que cuando el país necesite gastar, el dinero esté». 

A diferencia del año pasado y otros años, hoy, aunque no de forma inmediata, está entrando más dinero en la recaudación fiscal, y además, son ingresos no contemplados. Esto permite tener una seguridad mayor en cuanto a los gastos que puede hacer el Estado en materia social y sobre todo, más y mejores respuestas ante la crisis. 

Juan Carlos Guajardo
Juan Carlos Guajardo, Director Ejecutivo de Plusmining.

Por otro lado, el precio del dólar está muy relacionado al precio del cobre, si este último sube, significa que entran más dólares al país y por ende, su valor baja. Ahora ¿en qué nos afecta cotidianamente si uno en el supermercado no paga en dólares? Bueno, todos los electrodomésticos, celulares, computadores, tablets, entre otros artículos tecnológicos, que se venden en distintas casas comerciales y tiendas de retail, son comprados en el extranjero y en dólares. 

Por lo tanto, si este está bajo, los precios de los productos también bajan para el consumidor final. Y así, con una serie de artículos que se compran en el extranjero y son distribuidos en el país. Mientras que con el dólar alto, los compradores pagan más por el dólar y el producto sale más caro, afectando directamente el precio final y el bolsillo de las personas. 

Ahora bien, probablemente hoy, para muchas personas, no es prioridad comprar televisores o aparatos tecnológicos. Sin embargo, lo interesante e importante de esta información es que hay un movimiento en el mercado que permite disminuir los costos de determinados productos y por otro lado, reactivar empresas, organizaciones y pymes.

descuento en compra

Y si de reactivación hablamos, con el alza del cobre la industria minera tiene la oportunidad de continuar desarrollo el sector y aumentar la producción. Esto permite intensificar la inversión y reactivación de proyectos que se habían estancado durante la pandemia, aumentando a su vez los puestos de trabajo. 

«Cuando sube el precio, se activa la inversión, se activa el empleo, y por lo tanto, hay un bienestar mayor para la población», indica Guajardo.  

Ahora bien, indudablemente esta situación positiva para el país, abrió nuevas y no tan nuevas discusiones en torno al aporte que realiza la minería al desarrollo de Chile. El debate sobre aumentar el impuesto a la extracción de cobre se ha tomado la agenda durante semanas y si bien esta modificación a la legislación vigente que establece un royalty minero a las empresas extranjeras, fue aprobado en la cámara de diputados, aún sigue en tramitación y sobre todo, en discusión.  

En relación a esto, Juan Carlos Guajardo es enfático al decir que, «reducir todo al tema del impuesto es una discusión legítima, pero si se reduce solo a eso, el balance para el país no es tan positivo. Hay que tener una perspectiva amplia para tener una discusión como esta y es la que creo que está faltando».

Esto, porque para el Director Ejecutivo de Plusmining, la minería se está entendiendo  como una vaquita lechera, a la que se puede ordeñar y luego dejar. Pero como menciona Guajardo, «esto no es así, porque la vaquita necesita que alguien la cuide, necesita alimentos, medicamentos. Y es ahí donde yo creo que se pierde la dirección de lo que hay que hacer (…) Yo no digo que no haya que ordeñar la vaca, pero para eso se necesita tener una visión más amplia sobre cómo se van a enfrentar los desafíos de una industria tan importante como esta, una industria que compite en el mundo, que tiene un alto nivel de tecnología. Todos esos aspectos no se pueden descuidar»

Ahora bien, habrá que ver cómo sigue la discusión parlamentaria en torno a este tema y cómo se entenderá el desarrollo del sector de cara a los desafíos que enfrentará el país durante los próximos años, comenzando por un 2021 marcado por lo que se espera sea la recuperación social y económica del país.





Relacionados