Sin alianzas ¿es posible la sostenibilidad?

Tal como está establecido en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el cumplimiento de la Agenda 2030 sólo se podrá conseguir a través de las alianzas y cooperación entre todos los actores de la sociedad. Pero mirando hacia un futuro sostenible, ¿cuáles son los desafíos que le toca enfrentar a la minería chilena?

Desde un tiempo hasta la fecha el compromiso de las empresas, organizaciones e industrias con la Agenda 2030, orientada a frenar el cambio climático y promover un desarrollo social y económico sostenible, se ha vuelto fundamental. Y no solo porque socialmente es exigido, sino también porque efectivamente no hay otra forma. La sostenibilidad es pensar a largo plazo, es crecer pensando en el futuro y la permanencia en él. Porque tal como plantea la Organización de las Naciones Unidas (ONU), continuar con las estrategias de desarrollo que se han aplicado durante décadas, es anular las posibilidades de futuro, porque para nadie es sorpresa que estamos contra el tiempo en materia ambiental y social. 

En ese sentido, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) buscan establecer y materializar acciones, para que los compromisos no queden solo en buenas intenciones. Y para eso, una de las prioridades es la creación de alianzas entre los diferentes actores sociales -de forma nacional e internacional-. El sector minero, como rubro que durante toda la historia ha aportado en diferentes materias al desarrollo del país, se ha mostrado alineado e involucrado en la implementación de los ODS y específicamente en aquellos que tienen que ver con la erradicación de la pobreza, la disminución de las desigualdades, la creación de trabajo decente y el fortalecimiento de alianzas. 

Ahora, cuánto avanzan las empresas  en llevar a cabo aquellas medidas, es otro tema, relevante pero no el que nos convoca en esta oportunidad. No así, la importancia del fortalecimiento de las alianzas entre la minería, el sector privado y el Estado. Esto, porque el sector minero dispone de la capacidad de movilizar recursos humanos, físicos, tecnológicos y económicos importantes de cara al cumplimiento de los 17 ODS, o de los que se establecen como prioritarios. 

17 ODS
17 Objetivos de Desarrollo Sostenible

La Alianza Valor Minero es parte de aquel compromiso, puesto que es una institución de carácter público-privado que busca hacer dialogar y representar la pluralidad de intereses y opiniones que existen al interior del sector minero. 

Ministros de diferentes carteras, instituciones públicas, grandes empresas mineras, organizaciones gremiales y sociales, ONGs, dirigentes sindicales, organizaciones de pueblos originarios, centros de estudio y representantes de gobiernos locales, conforman esta mesa de diálogo y toma de decisiones en torno a cómo hacer de la minería, una industria fuerte, sostenible y capaz de asegurar “la creación de valor para todos los actores y partes involucradas en el sector” y por cierto, que de la sociedad en su totalidad, según indica la misma entidad. 

El ODS 17 busca impulsar y visibilizar la necesidad de establecer este tipo de alianzas y espacios de diálogo, puesto que se entiende que sectores productivos de gran envergadura como lo es el caso de la minería son importantes para el desarrollo de los países. Su crecimiento, es también el crecimiento de las comunidades y por ende, la colaboración entre los diferentes actores -sociales, públicos y privados- es de vital importancia. 

Ahora bien, ¿cuáles son las principales metas que establece el ODS 17 en materia de alianzas y donde la minería puede generar un gran aporte? 

Principalmente en materia de finanzas, donde se logre fortalecer la movilización de recursos internos, con el objetivo de mejorar la capacidad nacional para recaudar ingresos fiscales. En este sentido, sabemos que el aporte que realiza la minería al país en esta materia es de gran importancia para el desarrollo de nuevas y mejores políticas públicas orientadas a mejorar la calidad de vida de las personas. Por lo que, entre otras cosas, las alianzas que se pueden establecer entre la sociedad, representantes de la minería y el Estado, es imprescindible. 

Por otro lado, la cooperación, el diálogo y -nuevamente- las alianzas, permiten mejorar las condiciones del intercambio de conocimientos. La ciencia, tecnología e innovación es fundamental en la industria minera, pues esto permite su desarrollo pero a la vez, que el crecimiento sea de la mano de nuevas herramientas de carácter sostenible. Como por ejemplo, la electromovilidad. En esta línea, mejorar la cooperación regional e internacional para el intercambio y la difusión de conocimientos es una medida importante y que no solo aborda el tema de las alianzas, sino también de la reducción de brechas de desigualdad y desarrollo tecnológico. 

“Los ODS solo se pueden conseguir con asociaciones mundiales sólidas y de cooperación”, establece la ONU en la Agenda 2030. Está, entre otras medidas, permitiría asegurar que los compromisos no sean una declaratoria de buenas prácticas e intenciones, sino más bien acciones concretas.





Relacionados