¿Qué hace la minería con el agua?: desalinización como una estrategia a largo plazo.

Uno de los cuestionamientos que se realiza en torno a la minería, es la utilización del agua. La que a nivel nacional representa aproximadamente el 4%. Ahora bien, esta cifra no significa que la minería pueda seguir operando como si el agua fuese infinita, porque la realidad nos muestra que no es así. Por lo mismo, la desalinización se ha transformado en una estrategia que puede ayudar a proteger el medio ambiente y al mismo tiempo, garantizarle más años de vida al sector.

Hoy asegurar un uso consciente y sostenible de los recursos naturales pareciera ser el camino que existe para pensar en la posibilidad de mejorar el futuro de las personas, pero también para garantizar la permanencia de diferentes sectores productivos del país. Sin embargo, y principalmente por cómo las personas hemos habitado la Tierra, cada año la situación medioambiental se vuelve más crítica, a pesar de que existe la voluntad social, política y empresarial de cambiar este escenario. Pero como dicen, a grandes desafíos, grandes acciones. Y con la crisis que vivimos en cuanto al acceso de agua, pareciera ser que la única salida que nos va quedando es pensar en grandes acciones para contrarrestar la sequía que afecta a varias zonas del país. 

Estaría de más decir que el agua es un elemento fundamental para la vida en la Tierra y no sólo porque es básico para  las personas, sino también porque está presente en el funcionamiento de todos los ecosistemas. De la misma forma, el agua se  utiliza  en diferentes sectores productivos y económicos, como por ejemplo en minería, agricultura y ganadería, entre otros. Por lo que la escasez de agua que hoy existe en el mundo y muy evidentemente en Chile, como consecuencia del calentamiento global y las acciones humanas, nos obliga a tomar medidas de forma urgente para cuidar este recurso y buscar nuevas formas de utilizarlo sin afectar al medio ambiente. 

Es un desafío complejo, porque de alguna u otra forma, toda acción tiene consecuencias. Lo bueno, es que el avance tecnológico alcanzado nos permite desarrollar y mejorar diferentes formas para utilizar el agua causando un impacto muy menor en los ecosistemas. Es así como se plantea la desalinización del agua como un método y alternativa para proporcionar este recurso, tanto para el consumo humano como para las grandes industrias. 

En ese sentido, la minería es uno de los sectores productivos más adelantados en el desarrollo de esta tecnología. Pero comencemos desde lo más básico. ¿Cuánta agua utiliza la minería en Chile y ¿para qué? 

Minería 2030

Según un informe de Cochilco, respecto a las proyecciones del uso de agua en la minería del cobre 2020 – 2030, además de los informes anuales en cuanto al consumo del agua en el sector, podríamos establecer que a nivel nacional, la minería utiliza el 4% de este recurso, principalmente para el procesamiento de los minerales, procesos  de fundición y refinería, además de los servicios básicos, entre otras cosas. 

Como dato relevante,  la producción del cobre es la que utiliza la mayor cantidad de agua en el sector. Esto es importante porque el metal rojo es el principal producto de exportación y este año su demanda aumentó considerablemente. Por lo mismo, es la región de Antofagasta, cuya producción de cobre representa más del 54% a nivel nacional, la que lidera la utilización de agua en minería. Y no olvidemos que es una de las regiones más áridas del país. 

Por otro lado, la minería consigue este recurso hídrico principalmente a partir de la extracción de agua subterránea (41%), mientras que el agua de origen superficial alcanza el 30% del agua extraída. Y es en la concentración de minerales donde se utiliza la mayor cantidad de agua. Pero como indican las normativas medioambientales y las exigencias sociales para operar, son pocas las posibilidades actuales para continuar con este nivel de extracción. Por lo mismo, Cochilco proyecta que cerca de un 10% del consumo energético de la minería del cobre será destinado para las plantas de desalinización e impulsión del agua de mar a las operaciones, como una alternativa para no aumentar la escasez hídrica.

Minería 2030
Mina de cobre Escondida de BHP

Eliminar la sal del agua de mar y hacerla potable, en términos sencillos, eso es la desalinización. Por litro de agua que se procesa, podemos obtener medio litro de agua potable, mientras que el resto se devuelve al mar. Sin embargo, esta tecnología se ha ido introduciendo de a poco principalmente por ser muy costosa y en segundo lugar, tal como se mencionaba al comienzo, porque toda acción tiene consecuencias y en la desalinización también las hay. 

El agua que retorna al mar, está contaminada por químicos aplicados en las plantas desalinizadoras, además de la  salmuera, afectando el desarrollo de los ecosistemas marinos. Ahora bien, cuando enfocamos las tecnologías a un uso sustentable, las oportunidades de mejorar estos procesos aumentan considerablemente, sobre todo cuando la comunidad se ve involucrada. 

Por lo mismo, dentro de las proyecciones -considerando la desalinización como una alternativa para la industria- aumentar la investigación en torno a las condiciones locales y sobre todo, pensar en un trabajo que involucre a la comunidad contemplando intercambios del recurso, economías de escala, externalización de las operaciones, etc., puede hacer el proceso mucho más sustentable.





Relacionados